En el transcurso de la terapia y la reeducación con niños y niñas de todos los tipos y condiciones, en nuestro centro hemos creado el Moty, un juego para aprender a identificar y expresar las emociones.

El Moty es un juego de mesa sencillo, rápido y divertido para niños y niñas a partir de 6 años:
• enseña para qué sirven las emociones básicas y cómo funcionan
• ayuda a los niños a darse cuenta de que emoción han sentido y porqué, a la vez que aprenden a expresar sus emociones
• estimula la observación de lo que les pasa a los demás, y la capacidad de empatía
Es ideal para jugar en familia, en el aula o en terapia:

Cuando el adulto también juega puede dar ejemplo de cómo se expresan las emociones y con qué respeto hay que escuchar la expresión de las emociones de los demás. También puede enseñar a expresar emociones sin vergüenza, para ayudar a los niños a expresarse de forma natural.

Jugando al Moty hemos podido observar cómo los niños y niñas que les cuesta identificar las emociones aprenden a hacerlo. También hemos podido ver cómo los niños a quién les cuesta explicar sus cosas (aquellos que no responden casi nada a la pregunta “¿cómo te ha ido el día?”), con el Moty tienen ganas de explicar situaciones que les han dado alegría, tristeza, rabia o miedo. Pero lo que más nos gusta de este juego es ver cómo los niños y niñas lo eligen y se lo pasan bien jugando.

Estamos muy agradecidos a todos los niños y niñas que nos han sugerido ideas para irlo mejorando y estamos muy contentos de seguir recibiendo ideas para hacerlo aún más divertido.
Muchas gracias a todos!

Creación: Elisa Alabern
Diseño: Roger Ferrarons